Entrenamiento auditivo

La calidad auditiva puede afectar al lenguaje, al aprendizaje y al comportamiento de niños y adultos.

El entrenamiento auditivo puede ser clave para potenciar el nivel intelectual de un niño. Todo esto depende de tres sistemas sensoriales: visión, audición y desarrollo motor.

Tener una buena calidad auditiva es importante debido a que es uno de los pilares del desarrollo y del aprendizaje. La lectura, la capacidad de compresión, el lenguaje y la escritura dependen de ello.

No es lo mismo escuchar que entender, por eso la importancia de una buena agudeza auditiva.

Las funciones auditivas principales que determinan la calidad auditiva son:

  • Conexión auditiva
  • Localización de la fuente de sonido
  • Discriminación auditiva
  • Lateralización auditiva
  • Comprensión auditiva
  • Control de intensidad del sonido (volumen)
  • Filtrado auditivo (atención selectiva)

Si un niño no dispone de una buena calidad auditiva puede presentar una inmadurez en su neurodesarrollo general, causando consecuencias sobre importantes fases de su aprendizaje y repercusiones sobre algunos patrones de su comportamiento.

Para reeducar el oído usamos el programa de reeducación auditiva Berard, desarrollado por el Dr. Guy Berard, que permite reequilibrar la calidad auditiva.

A través de un examen específico y de una reeducación auditiva, es posible proporcionar al cerebro una segunda oportunidad para madurar y organizarse.

El tratamiento cosiste en la escucha de música modulada durante 20 sesiones de 30 minutos cada una, a razón de 2 sesiones diarias.

La reeducación auditiva normaliza el gráfico audiometrico y suprime las puntas de hiperaudición, mejorando la capacidad comunicativa, la correcta adaptación al entorno y el buen desarrollo emocional de la persona.

Volver a Terapias.

Entrenamiento auditivo para niños