Entrenamiento visual

Los problemas visuales pueden bloquear el aprendizaje normal de su hijo.

El entrenamiento visual busca, por ejemplo, mejorar el aprendizaje de un niño con posible buen nivel intelectual, y esto depende de tres sistemas sensoriales: visión, audición y desarrollo motor.

Una correcta visión es mucho más que poder ver nítido y definido, es saber interpretar lo que vemos y darle significado / sentido.

Casi el 85% de la información que recibimos llega a través de los ojos.

Muchas veces un problema visual puede estar enmascarando un problema en otra área y viceversa. No siempre unas gafas solucionan una mala visión.

La Optometría comportamental es la ciencia visual que diagnostica anomalías visuales y los problemas de desarrollo y percepción visual con el objetivo de definir un sistema visual eficaz, incluso en condiciones de estrés visual.

Mediante un examen visual completo, un optometrista comportamental considera todas las funciones necesarias para enfrentarse al aprendizaje con éxito. Entre ellas:

  • Control de los movimientos oculares
  • Habilidades de enfoque y acomodación
  • Coordinación entre los dos ojos
  • Coordinación ojo-mano
  • Percepción del 3D
  • Visión periférica
  • Integración viso-motora
  • Otras habilidades de percepción

Según los resultados obtenidos y la valoración del caso, se plantea un tratamiento adecuado, con el objetivo de ayudar tanto al niño como al adulto a poder alcanzar su máximo potencial de rendimiento visual en los estudios, en el trabajo, deportes, ocio, etc.

La terapia visual Neuro-cognitiva es un programa personalizado para el desarrollo de las habilidades visuales. Mediante la educación y el entrenamiento de la visión es posible mejorar el rendimiento del sistema visual a cualquier edad con evidentes efectos positivos en el día a día.

Resultados del método correspondientes a pacientes propios del Dr. Berard y publicados por él mismo:

  • Problemas de aprendizaje: Recuperados 76.2%, mejoras notables 23.8%.
  • Problemas emocionales: curación con 1 único tratamiento 93%, con 2-3 tratamientos 97.7%, fracasos 2.3%.
  • Mejora disfunciones sensoriales 79% a los 6 meses de la reeducación.
  • Trastornos del déficit de atención: ganancia de 24 ptos en el percentil a los 6 meses del programa.
  • Hiperactividad: mejora del 55% a los 9 meses del programa.

Datos publicados en el libro oficial de Berard.

Volver a Terapias.

Entrenamiento visual en pacientes