La relación del fracaso escolar y la visión en los niños.

¿Cómo afecta la visión al rendimiento escolar?

¿Seguro que ven bien? El rendimiento escolar está influenciado por una variedad de factores, y entre ellos, se estima que el 30% de los fracasos escolares en España están relacionados con alteraciones de la visión no detectadas. Fracaso escolar.

Tener una agudeza visual excelente no significa tener una visión eficaz. Una correcta visión es la que nos permite ver claramente a diferentes distancias permitiéndonos, además, saber interpretar lo que vemos dándole significado y sentido.

El proceso visual se desarrolla durante la etapa de crecimiento del niño y alcanza su plenitud en edades comprendidas entre los 6 y 7 años, o sea, en plena etapa de escolarización siendo necesario que el sistema visual esté preparado ya para la lecto-escritura o para ver bien la pizarra entre otras habilidades.

Alteraciones visuales y su impacto en el rendimiento escolar. Fracaso escolar.

Entre las alteraciones que afectan al rendimiento escolar podemos encontrar:

  • Defectos de graduación no detectados.
  • Problemas acomodativos que impiden enfocar a diferentes distancias.
  • Ojo vago.
  • Problemas de motilidad ocular que impide una correcta actitud en la lecto-escritura, atención y concentración.
  • Problemas en la visión binocular que limita una correcta coordinación entre los ojos.

¿Cómo podemos sospechar que nuestro hijo no tiene una visión eficaz?

Síntomas como:

  • Rechazo o dificultad hacia la lectura.
  • Dolores de cabeza habituales.
  • Bajo rendimiento en las evaluaciones, aunque estudie mucho.
  • Distracciones en el aula: falta de atención y concentración.
  • Se salta o invierte palabras, letras o números… entre otros, nos deben hacer pensar en la posibilidad de que el sistema visual de nuestros hijos pueda ser deficiente, y por tanto, su aprendizaje se verá limitado.

Mi hijo tiene un buen nivel intelectual pero un bajo rendimiento escolar. ¿Quién me puede ayudar?

Para una buena detección y resolución de los problemas de aprendizaje, en ocasiones, se requiere de un tratamiento multidisciplinar entre la familia y todos los especialistas involucrados.

Somos los Optometristas Comportamentales, los profesionales encargados de detectar y solucionar las deficiencias, tanto del sistema visual como de sus habilidades visuales.

Mediante un examen visual completo consideraremos todas las funciones necesarias y su resultado nos permitirá, en cada caso, proponer el tratamiento adecuado para enfrentarse al aprendizaje con éxito.

Consúltanos si reconoces alguno de éstos síntomas en tu hijo, puesto que el impacto de los problemas visuales en el rendimiento escolar es muy significativo y puede llevar al fracaso escolar, y tanto su detección temprana como su intervención puede marcar una gran diferencia en su resolución.